“Cuando mis alumnos fueron descubriendo sobre esto la actitud hacia la asignatura cambio para mejor. Al final si uno escribe la letra es en mayor o menor medida hacer arte a través del lenguaje y es lenguaje lo que yo enseño, entonces tiene sentido”- Bronko Yotte.

¿Quién es Felipe Berrios?

Soy un profesor de lenguaje, un hombre casado, y es el proyecto familiar lo más importante. Luego está mi pega como profe y como redactor.

¿Existe alguna diferencia entre Felipe Berrios y Bronko Yotte?

Mi movimiento actual es de integrar ambas cosas, es lo que se me da más y creo que es lo mejor. También para mi desarrollo como profe prefiero que mi música sea de conocimiento público. Además, las redes sociales son un medio más para conectarte con alumnos, aunque no sea tu intención. Es mejor que uno sea una sola persona en todas sus manifestaciones.

¿Haces alguna diferencia entre el profesor y el rapero?

Antes lo hacía, ya no. Empecé a hacer letras antes de tener que preocuparme por esto. Mi música siempre ha sido bastante limpia, algunas canciones tienen chuchadas pero no es lo habitual.

Por Natalia Soto 02 Imagen: Bronko Yotte, fotografía por Natalia Soto.

¿Piensas que puedes influir en tus alumnos?

Al principio de mi desarrollo como solista, no pensé que eso pudiera pasar y preferí mantener oculta mi faceta musical. Mi primer EP, ”Piensa en mí cuando duermas”, lo empecé cuando yo estaba saliendo de la U y por eso el disco se centra en las problemáticas que vivía en ese momento, de adultez temprana, digamos. Coincidió con la época en que empecé a hacer clases. Sentí entonces que lo que yo cantaba no se relacionaba con mis funciones en la sala ni con los intereses de los alumnos. Por lo demás, supuse que mi forma de hablar y mis referencias podrían traerme problemas con el director o los papás.

Sin embargo, cuando mis alumnos fueron descubriendo por su cuenta sobre mi música, su actitud hacia la asignatura cambió para mejor. Al final si uno escribe letras, esto es en mayor o menor medida hacer arte a través del lenguaje y es lenguaje lo que yo enseño, entonces tiene sentido.

¿Cómo se relacionan tus ideologías con el tema de la enseñanza?

Trato de no academizar mucho mi labor como MC. No creo mucho en esa noción de que el rapero que lee es como “el poeta de la rima” o el filósofo. Esa idea no me gusta mucho. Creo que el Rap debe ser espontáneo con los recursos que cada uno tenga.

Bronko Yotte - Moda & Foto

¿Cómo ha afectado tu profesión en trabajo creativo?

Lo que sé, lo que he leído, lo que he vivido, todo juega e influye. Por ejemplo, cuando estuve en la U, como a muchos, me tocó estudiar a diferentes autores que me interesaron, y tuve ramos como Teoría Literaria, y todo eso incidió en mi manera de ver mi entorno, de comentar las cosas y hacer humor en algún nivel. Pero, sin duda, de la misma forma he tenido experiencias ajenas a lo académico que han afectado mi trabajo, tanto o más.

¿Quiénes crees que son los que escuchan a Bronko Yotte?

Últimamente, por la retribución de la gente, tengo una cierta idea de quienes me escuchan principalmente: desde universitarios hasta gente de mi edad. Yo tengo 35. Aunque también sé de escolares que me siguen, me parece.

¿Qué significa tu último disco para ti? ¿Crees que es tu trabajo más maduro y el mejor?

Sí, es el que más me gusta como proceso completo. Tuve mucho más que ver en su producción, por lo que es mucho mas propio que otros. Los tres discos anteriores fueron producidos por amigos: el primero y tercero por Fernando Lira (Lioz) y el segundo por Daniel Miranda (Dein Dement).

Como creador o autor principal, uno tiene la dirección de las cosas que hace, de los elementos que usa. Pero aquí fue distinto porque yo estaba en el extranjero cuando lo comencé a hacer y tuve la obligación de reaprender a producir. Fue un proceso lento hasta que di con el lenguaje que buscaba y de manera coherente. Creo que fue la mejor forma.

Por Natalia Soto 01 Imagen: Bronko Yotte, fotografía por Natalia Soto.

¿Te gustan las colaboraciones de “Con eso te digo todo”? ¿Estaban pensadas desde antes?

Las tenía pensadas desde el principio. La mayoría de los invitados estaban pensados desde un comienzo, porque quería tener la oportunidad de rapear con ellos alguna vez. Cuando estaba produciendo el disco no sabía cuánto tiempo más ibas a estar rapeando. Uno nunca puede saber con certeza ese tipo de cosas. Ahora mismo no sé si en un tiempo más me voy a sentir cómodo en esto aún, quién sabe.

Aquí quise tener la oportunidad de rapear con gente que admiro. El proceso de escribir fue súper libre, les dije: “Escribe una letra que a ti te haga sentido con el beat que elegiste”. Y así se fue dando una conexión súper buena con cada uno en base a la música.

¿Sientes que llegas al rapero más duro? ¿Te interesa ese público?

No siento que llegue mucho a ellos particularmente, pero me interesa incluirlos en el público con el que pienso conectarme. No es porque yo no le dé la bienvenida al auditor más duro o estricto en su gusto por el Rap. Más bien, para mí todos están invitados, pero la conexión tiene que darse natural.

Por lo que he visto, tengo mejor llegada en un público ecléctico, un público que escucha Rap dentro de todas las otras cosas que escucha. Esto ha permitido que nuestro show funcione no solo en ambientes raperos, sino que también con otros artistas.

¿Estuviste hace poco en una fecha de Satta Project?

Claro, estuvo re bueno. Estuvimos entre puros DJs, e incluso me parece que fuimos el único show con voz. Tuve que rapear detrás del mesón de DJs junto al Pérez (DJ y amigo con el que trabajo en vivo), porque el escenario no estaba preparado para voz.

El público era una majamama fascinante, o sea extraña, pero fascinante. Había cabros vestidos de metaleros, otros electrónicos, otros con pinta de nada en especial. Esa mezcla es bacán.

Bronko Yotte - Tan Solo Inspira (Feat. Emone Skillz)

¿La música independiente que no sea rapera influencia tu manera de cantar? ¿Detectas algún tipo de influencia en artistas Indie en tu música?

Sí, pero creo que la influencia tiene que ver principalmente con un hacer, donde el trabajo esta más centrado en el contenido o tal vez en una visión profundamente individual, que es lo que me aportó la música indie. El gran valor que se generó en la música popular en la década pasada fue eso, justamente: la recuperación de la voz del autor como voz individiual. Una voz que no representa grandes tendencias musicales ni de pensamiento, sino que canta desde una perspectiva propia, y a eso hay que sacarle el mayor provecho posible.

¿Sientes que tu forma de hacer música está influenciada por la cultura australiana? ¿Alguna vez te dieron ganas de hacer un disco en inglés?

No sé qué tanto me ha influenciado Australia, tendría que darle una vuelta a eso. Mal que mal, no es tanto el tiempo que he vivido allá, a lo mejor. Pero tiene alguna importancia, y el tema del idioma también. Cuando nos fuimos con la Pau (mi esposa) a vivir a Australia, no sabíamos si nos íbamos a quedar o no, por lo que pensé que una de mis posibilidades era escribir en Inglés. Pero pronto se me quitaron las ganas porque para poder hacer algo así hay que estar inmerso en una cultura angloparlante durante un buen tiempo. Si no, lo encuentro pretencioso.

La lengua está asociada a la cultura. Viniendo de fuera, uno puede estudiar los modismos callejeros de una cultura y aprendérselos, pero eso no es lo mismo que alguien que ha crecido oyéndolos y usándolos.

Yo he cantado en Inglés y a veces uso el Spanglish en la medida en que lo siento propio, pero hasta el momento ese sería el límite de la experimentación. Parte de mi historia es en Inglés, sobre todo en Melbourne, y si en mi música aparece ese idioma es en la proporción en que ha estado en mi vida, ni más ni menos.

Por Gian Franco Costa Imagen: Bronko Yotte, fotografía por Gian Franco Costa.

¿Piensas que tu mezcla de estilos exige un trabajo más arduo para tener un producto que funcione?

Sí, pero no más que cualquiera de los músicos de los que me rodeo. Creo que actualmente los músicos estamos entendiendo que nuestro trabajo integra la música con otras cosas, como la imagen, el diseño y la forma en que nos promocionamos. Cada vez hay más atención al producto completo. Como parte de eso, la preocupación por el sonido, por la calidad de la presentación, es esencial.

En el caso mío, nada está hecho al lote. A falta de una palabra más precisa y menos pomposa, hay que ejercer una cierta curatoría en todo lo que uno hace como músico independiente. Hay que fijarse bien en el mensaje que se está transmitiendo y que haya distintos niveles de interpretación. Eso me interesa mucho.

Para mí, el trabajo artístico en general es apasionante porque requiere resolver problemas creativos para dar con un resultado que se vea relativamente simple. Yo tengo esa visión y creo que es una ventaja y que se ha notado.

Cuando ves el proceso, ¿hay una contraparte? ¿Quién te ayuda a decidir cuando está todo listo?

Principalmente soy yo el que cierra todos mis procesos creativos. Ahora bien, con el disco “Con eso te digo todo” tuve un gran compañero que fue Daniel Pérez, DJ e Ingeniero en Sonido del proyecto, con quien además somos muy amigos, precisamente a partir de este trabajo. Me acompañó mucho en el proceso de ir cerrando las canciones. Es bueno tener esa noción de dónde se completa la canción, cuándo está lista. Uno se puede enviciar en el detalle, pero hay que querer las canciones lo suficiente como para dejarlas listas en algún punto.

En cuanto a lo vocal, el apoyo en vivo de mi amiga Macarena Campos también ha sido crucial. Ella le da a nuestro show, con su interpretación tan cargada al Soul y a la vez tan chilena, un giro que me permite ver mi música un poco desde fuera.

Bronko Yotte - Bruma (Feat. Jamez Manuel)

¿Qué escucha Bronko Yotte?

Tiendo a mencionar siempre las mismas cosas. Pero, en realidad son incontables las bandas y solistas que me han influenciado, en cada caso por distintas razones. Todas las propuestas musicales que me han gustado realmente alguna vez, me han seguido gustando siempre. Así que… bueno, aunque sea arbitrario enumerar influencias, haré el intento de nuevo. Desde chico tengo gustos que van desde los Carpenters, hasta los Guns N’ Roses o Nirvana; con el tiempo han ido llegando (y no se han ido), grupos como Radiohead, Blur, Kings of Convenience o Fleet Foxes. Y por supuesto en el Hip Hop hay baluartes como J Dilla (que es un productor que dejó una marca en mí y en muchos), A Tribe Called Quest, y otros muchos, que de hecho son tantos que es ridículo seguir.

En todo caso, no me hago aficionado a la música por género. Pensar así me aburre, y la única utilidad que tiene es ordenar discos en estanterías. A mí me gusta la música según propuestas particulares.

¿Hay un rapero actual que te llame la atención?

Joey Bada$$. De entre los nuevos que hay, me quedo con su trabajo. El material que ha sacado como solista es muy bueno, muy fresco. Hay gente que lo ve meramente como la recuperación del sonido y la actitud de los ‘90s, pero creo que eso es mucha simplificación. Para mí, lo suyo se trata más de hablar con la honestidad de donde uno viene, del barrio, de la perspectiva propia, y ya no tanto del simple “Swag” que es uno de esos conceptos que pasan y se van reemplazando por otros.

¿Qué es lo que se viene el 2015?

Pretendo tener una nueva producción para el próximo año, y eso ya me tiene ocupado. En general, en mi vida, quiero ir mejorando mi forma de congeniar lo musical con mi labor como profe, para que mi música sea más seria y constante.

Hoy en día, dedicarse a la música es mucho más que componer. Tenemos que salir, compartir con otros músicos, ir a tocatas, exposiciones, lanzamientos de revistas o videoclips; alimentarse de lo que está pasando en nuestro ambiente. Uno es parte de lo que ocurre. Eso enriquece la música de uno y enriquece el movimiento cultural y musical en general.

+ INFO

Facebook: facebook.com/bronkoyotte

Web: bronkoyotte.com

Twitter: twitter.com/bronkoyotte

 

©Blahonline, ¿Quieres Comunicarte con Nosotros? Escríbenos a contacto@blahonline.cl

Share on Facebook178Share on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter
comments powered by Disqus